Desarrollo territorial: Innovaterra trabaja la zonificación económica ecológica de Livinsgton

El Desarrollo Económico Territorial (DET), es un proceso de activación de las economías territoriales que busca crear una visión del desarrollo económico común e integral que permita la articulación de los esfuerzos púbico-privados-comunitarios para superar los grandes rezagos que tiene la población. El abordaje del desarrollo económico territorial parte de la idea que el territorio no es solo un espacio pasivo donde se localizan un conjunto organizado y complejo de potencialidades naturales, humanas e institucionales y de sistemas de asentamiento poblacional, sino también un espacio en el que convergen los intereses, la identidad y cultura de una población, es decir, es un espacio en el que se dan acciones y relaciones económicas y sociales que le dan características particulares a la zona a estudiar.

En el marco del proyecto binacional enfocado a mejorar la calidad de vida de las comunidades costeras del Sur de Belice y Guatemala, la ONG Ecologic encargo a Grupo Innovaterra la realización de un estudio de zonificación económica ecológica del Municipio de Livingston, con el objetivo de identificar alternativas económicas viables para el grupo de pescadores de la zona, hacer un análisis de las potencialidades de la zona a intervenir y empoderar a las comunidades pesqueras, sensibilizarlas y facilitarles información para su desarrollo económico.

Para impulsar el desarrollo económico territorial con generación de empleo e ingreso, es imperativo el diseño de una estrategia destinadas aprovechar las potencialidades productivas del territorio. Para la identificación de motores potenciales, se requiere de la identificación de las ventajas comparativas del municipio, tanto naturales en función de los recursos que posee (agua, bosque, mano de obra, minerales), así como la existencia de ciertas condiciones (Disponibilidad de materias primas, disponibilidad de mano de obra, costo de los insumos, cercanía, accesibilidad) que le dan la capacidad de producir determinados bienes a un precio relativo menor en comparación con otros territorios. Dada esta situación, el territorio tenderá a especializarse en la producción y comercio de estos bienes.

IMG_1880

Una vez realizado el estudio del potencial económico, es necesario espacializar la estrategia económica y plantear una normativa local de uso del suelo, tomando en cuenta los recursos naturales estratégicos del territorio, particularmente los ecosistemas marino costeros frágiles y amenazados. El ordenamiento territorial es uno de los instrumentos fundamentales para revertir la pérdida y degradación de los recursos del medio ambiente, la reducción del porcentaje de personas que carecen de saneamiento básico y la mejora de las condiciones habitacionales de las personas que viven en asentamientos precarios y tugurios. Mediante la zonificación de los usos del suelo y la asignación de limitaciones a los ciudadanos en el manejo del territorio, el OT permite promover y facilitar el uso sostenible de los recursos naturales y la diversidad biológica, la ocupación ordenada del territorio en concordancia con las características y potencialidades de los ecosistemas, la conservación del ambiente, la preservación del patrimonio cultural y el bienestar de la población.

La realización de esos estudios inicia con la identificación de actores claves, de sus necesidades y aspiraciones para el futuro (con énfasis en el grupo de pescadores) e incluye la participación de la población en las distintas fases del trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

3 × tres =